SOMOS FAMILIA

CENYENLIZTLI

¿Qué puede causar conflicto con los hijos?

Por: María Irene Chávez para Cenyeliztli, A.C. 

 

¿Por qué él, específicamente él, me saca tan fácil de mis casillas, por qué me desagrada tanto, por qué estoy empeñado a cambiarlo, por qué lo presiono con tal insistencia para que haga o deje de hacer? El poder entender la causa de estos sentimientos nos ayudará a mejorar las relaciones con nuestros hijos, ya que la mayoría de las veces el cambio está en nosotros y no en ése hijo tan criado.

Mother scolding her son

En primer lugar es necesario comprender dos mecanismos de defensa que a menudo utilizamos para afrontar situaciones difíciles, distorsionando o rechazando la realidad con el fin de reducir la ansiedad. Estos son la proyección y la negación.  

 

“La proyección es el proceso de atribuir a otros lo que pertenece a uno mismo, de tal forma que aquello que percibimos en los demás es en realidad proyección de algo que nos pertenece; puede ser un sentimiento, una carencia, una necesidad o un rasgo de nuestra personalidad”. Martha Alicia Chávez.

 

Siempre proyectamos tanto las cosas que no nos gustan, como aquellas que sí nos gustan y forman parte de nuestra personalidad. Es decir, si veo envidia o perversidad en otros, casi siempre es porque conozco esos sentimientos en mí, de otra manera no podría apreciarlos en la otra persona. De igual forma, si reconozco la bondad y talento es porque yo mismo poseo esas cualidades o bien soy capaz o me gustaría poseerlas.

 

Otro mecanismo de defensa es la negación. Negamos cuando no aceptamos una realidad externa de algo que está sucediendo en nuestra vida o bien, una realidad interna, como puede ser un sentimiento, una necesidad, un deseo o un rasgo de personalidad que no nos gusta y nos es difícil reconocer.

 

Ningún sentimiento es bueno o malo, los sentimientos simplemente existen y sirven para darnos cuenta de cómo estamos ante el mundo. La mayoría de las veces resulta difícil reconocer un problema o un sentimiento negativo porque crecimos en sistemas familiares, escolares y sociales en donde aprendimos que cometer errores es vergonzoso, y que tener un problema es signo de ignorancia o debilidad, y por lo tanto, preferimos ignorarlos y ocultarlos para no sentirnos débiles o ignorantes.

 

Otra razón importante para mantener la negación son el medio o la comodidad, ya que si reconozco un problema debo hacer algo al respecto.

 

Es decir, vemos actitudes y conductas en nuestros hijos que quizá nosotros tenemos (proyección), pero al mismo tiempo no somos o no queremos ser conscientes de que son nuestras actitudes o conductas también (negación), y como consecuencia perseguimos a nuestro hijo por dichas conductas.

hijos_adultosProyectamos en los hijos las expectativas de vida, frustraciones, etapas de la infancia o adolescencia donde dejamos conflictos sin resolver, nuestros “hubiera”, nuestras necesidades insatisfechas y también por supuesto nuestra bondad, talento y luz, como por ejemplo:

Expectativas no satisfechas. Si yo de pequeña quise ser bailarina y no pude o no tuve la habilidad, entonces obligo a mi hija para que ella tome clases de baile sin considerar su propio gusto o habilidad. Otro ejemplo puede ser si mi padre quiso que yo fuera médico y al final no fui un buen estudiante y no cumplí su expectativa, entonces presiono a mi hijo, que quizá quiere ser cantante, a que haga lo que yo no pude hacer y así cumplir la expectativa de mi padre.

La dificultad de ser padre. Es importante reconocer que aún cuando amamos a nuestros hijos, muchas veces resulta agobiante la carga de nuestra responsabilidad y no por eso somos malos padres.

El rechazo. El rechazo que como padres podemos sentir hacia los hijos puede variar desde sino fue del sexo que esperaba; si físicamente es feo o torpe y eso no le conviene a la pobre imagen que tengo de mi mismo y no me interesa mostrar. Es necesario entender que no somos perfectos, también tenemos limitaciones y miedos.

Preguntas que te ayudan a identificar el conflicto:

  • ¿Este hijo me avergüenza ante los demás?
  • ¿Me preocupa que piensen que no soy buena madre o padre?
  • ¿Se parece a mí justo en lo que tanto me desagrada de mí?
  • ¿Le tengo envidia porque él sí puede o tiene lo que yo no?
  • ¿Estoy tratando de que él sea o haga lo que yo no pude en el pasado o no puedo ahora?
  • ¿Quiero que él haga o cambie algo que yo no puedo?

Tener conflicto con los hijos es natural, pero como padres nos toca reflexionar en que parte somos responsable del mismo. 

Gallery

6 PRIMARIA.png 5 PRIMARIA.png 4 PRIMARIA.png 3 PRIMARIA.png 3 PREESCOLAR.png 2 PRIMARIA.png 2 PREESCOLAR.png 1 PRIMARIA.png 1 PREESCOLAR.png

Aviso de privacidad

Descargar Aviso de Privacidad

Calle Sur 103 No. 227 • Col Héroes de Churubusco • Delegación Iztapalapa • México D.F. • C.P. 09090

Teléfono: +52 (55) 5581 2614

Teléfono: +52 (55) 5582 5913

Teléfono: +52 (55) 5445 5577

Facebook