¿Sembramos lo que queremos cosechar?

Angela marulanda

¿Sembramos lo que queremos cosechar?

Lo único que sabemos con seguridad es que la vida se acaba y por eso debemos cerciorarnos de estar sembrando lo que esperamos cosechar. Así, la pregunta que debemos hacernos a diario es… ¿qué estamos cultivando en nuestro hogar? ¿Les estamos dando a los hijos una buena educación y también una buena formación? ¿Les estamos enseñando buenos modales y sobretodo inculcándoles sólidos principios morales? ¿Les estamos respetando sus derechos, pero también asegurándonos que saben y cumplen sus deberes?

 

 

 

father-1633655_1920

 

 

A mi juicio, nuestro mayor error hoy es darle a los hijos mucho de lo que quieren y poco de lo que necesitan. Como llenamos sus habitaciones con tantos aparatos, ninguno quiere colaborar ni reunirse a conversar, reír o compartir en familia. Y por eso, ahora es muy cierto que las casas parecen hoteles, a donde cada uno tiene su propia habitación y sus cosas, a donde todos entran, reniegan, gritan, exigen… y se encierra en “su espacio”. Como cada cual está en lo suyo nadie sabe qué le pasa, qué siente o qué le falta al otro. Todos reclaman sus “derechos”: que me den, que me lleven, que me sirvan, que me dejen en paz… pero desconocen sus deberes.

 

 

 

Como resultado, las nuevas generaciones no saben dar sino ante todo demandar. Así, exigen todo pero no agradecen nada… porque al complacerlos tanto los convencimos que al mundo vinieron a tener y no a aportar. Son los primeros niños que crecieron en familias a donde tienen muchos más privilegios que obligaciones. Y tampoco tienen suficiente presencia del papá y la mamá porque ambos trabajamos tanto para pagar todo que no tenemos el tiempo ni las fuerzas para estar ahí para ellos. Lo triste es que en un mundo en el que todo el mundo pide, pide y pide… siempre hay escasez y, por ende, inconformidad y malestar. Y por eso no me sorprende que cada vez haya también más niños inconformes, más adolescentes deprimidos, más hogares desintegrados y más problemas familiares.

 

 

 

Como el hogar es el huerto a donde se siembra la vida, se cultiva el corazón y se cosecha el amor, es allí a dónde se tiene que alimentar el afecto y la generosidad en los hijos si queremos que ellos se dediquen ante todo a contribuir y no solo a demandar lo que no se merecen.

Gallery

6 PRIMARIA.png 5 PRIMARIA.png 4 PRIMARIA.png 3 PRIMARIA.png 3 PREESCOLAR.png 2 PRIMARIA.png 2 PREESCOLAR.png 1 PRIMARIA.png 1 PREESCOLAR.png

Aviso de privacidad

Descargar Aviso de Privacidad

Calle Sur 103 No. 227 • Col Héroes de Churubusco • Delegación Iztapalapa • México D.F. • C.P. 09090

Teléfono: +52 (55) 5581 2614

Teléfono: +52 (55) 5582 5913

Teléfono: +52 (55) 5445 5577

Facebook